Todo el mundo conoce algún que otro vino tinto del mundo. España es uno de los mejores países donde podemos apreciar este tipo de bebida ya que su fama rebasa fronteras. Ya sea Rioja o Ribera además de su clase ya sea joven, de barrica, de Reserva o Gran Reserva.

Cómo todo el mundo sabe el vino procede de mostos de uva tinta, con la que se consigue la difusión del colorante que a su vez contiene hollejo de la uva. Dependiendo de este tipo de tiempo que pase tanto en las botellas como en la barrica, tendrán diferentes características, como crianzas o reservas entre otros.

Nuestro país lleva unido a la cultura vinícola desde hace miles de años. Fue en los tiempos de los fenicios en la península, cuando se comenzó a comercializar con los vinos dulces del sur de la misma. Años más tarde, en la era cristiana, el vino español sería una de las mercancías más comunes para comercializar.

Hoy en día, España ha alcanzado la cabeza dentro de los países productores de vino. Siendo primero en superficie plantada, segundo exportador mundial en términos de volumen y tercero por producción según un estudio del Observatorio Español del Mercado del Vino.

El país que mayoritariamente nos hace la competencia es Francia que cuenta con algunos de los mejores vinos Mundiales como el vino Domaine de la Romanée Conti-Romanée Conti un borgoña de lo más deseados por los amantes del vino, llegando a subastarse hace años una botella por casi 6000 euros.

De todas maneras dentro de nuestra fronteras, hacen de España, uno de los mejores países para la producción de vinos ya que nos podemos encontrar 89 zonas de producción de vinos de calidad con Denominación de Origen Protegida como Jerez, el Rioja, Valdepeñas Manzanillas, Sanlucar de Barrameda , Rueda o La Mancha.

De todas maneras uno de los vinos más conocidos son los de la zona de La Rioja que destaca sobre todo por sus vinos tintos, donde muchos de ellos están elaborados por tres variedades de uvas diferentes.

De todas maneras aunque el vino es una bebida alcohólica y nos cuidamos más que antes y llevamos una alimentación sana y mejor estilo de vida, hoy según estudios realizados, se ha indicado que el consumo moderado de vino puede limpiar y mantener nuestras arterias además de evitar enfermedades cardiovasculares. Todo esto es gracias a la sustancia resveratrol, que se encuentra en la piel de la uva negra. Con ella, nos ayuda a retrasar el envejecimiento y a prevenir la enfermedad del alzhéimer.

Cuando uno elige un buen vino para comprar y así degustar en ocasiones especiales es una de las mejores formas de disfrutar de una comida. El vino la complementa y muchas veces la realza, aunque a veces uno no sabe cual escoger o como servirlo. El vino tinto siempre será utilizado para las carnes y los guisos, y la temperatura idea sería entre los 14ºC y los 16ºC . Cuando se termina de beber el corcho debe permanecer húmedo por lo que si no se termina la botella debe mantenerse tumbada es decir horizontalmente y si fuera posible en los pequeños armarios especializados para estos tipos de vino.