Vamos a decirlo de forma sencilla: todos tenemos ingresos y gastos. Ya sea a escala personal o a escala empresarial, siempre hay entradas y salidas de dinero, y eso es algo que tenemos que controlar, organizar y prever adecuadamente.

Así que usemos un concepto sencillo: el término presupuesto. Apeguémonos a la idea general de este artículo y mantengamos el concepto lo más básico posible. Un presupuesto es una síntesis, un resumen elemento por elemento de los ingresos y gastos en un periodo dado. ¿Para qué sirve? Te ayuda a determinar qué gastos puedes realizar y qué gastos deberías evitar. La forma más práctica de diseñar un presupuesto es creando una hoja de cálculo (ya sea en una hoja de papel o en un ordenador), y te proporciona una comprensión clara, concreta, organizada y fácil de entender del dinero con el que cuentas y cuánto estás gastando.

En todos los ámbitos de la vida, un presupuesto es una herramienta muy valiosa que te permite decidir cuáles son los rubros más importantes en los que debes gastar tu dinero, ya sea que cuentes con bastante o una cantidad limitada.

El hecho de dedicarle un tiempo a planear y monitorear un presupuesto general o uno concreto, digamos, en la remodelación de tu casa, o al realizar presupuestos de mudanzas en Barcelona, te permite identificar qué gastos son completamente innecesarios y también adaptarte a las dificultades que puedan presentársete sin por ello fallar en alcanzar tus metas. Al observar un panorama pormenorizado de tus gastos, puedes sorprenderte de lo que encuentres. Sobre todo lo que resulta increíble es el total que te pueden dar los pequeños gastos: fugas continuas de recursos que muchas veces no notamos. También resulta útil para disminuir la tensión que podemos asociar a la administración de recursos financieros. El llevar un presupuesto, se evitan las sorpresas desagradables, puesto que no enfrentarás la incertidumbre de si tendrás o no el dinero para enfrentar una emergencia o llevar a cabo un plan determinado, puesto que de antemano sabes si lo tienes o no.

En realidad, tiene el mismo objetivo que cualquier herramienta analítica que apliques ya sea en tu vida personal o en tu trabajo: permitirte analizar, discernir y extrapolar en base a los datos con los que cuentas.