[tubepress mode=”tag” tagValue=”mobiliario exterior” description=”false” theme=”youtube” resultsPerPage=”10″ paginationAbove=”true” paginationBelow=”false” playerLocation=”shadowbox” resultCountCap=”40″]

El mobiliario exterior, en cuestión de materiales, se ha renovado mucho en los últimos años. Antes la madera era uno de los materiales más utilizados, la cual ahora se combina cada vez más con otros materiales para la fabricación de mobiliario urbano. Vamos a ver cuáles son las características de estos otros materiales, entre los que se incluyen el hierro, el plástico y la piedra. Lógicamente, antes de elegir el material, hay que determinar dónde será ubicado el mobiliario exterior y cuál será su función. Y tan importante como el material, es el diseño, porque todo mobiliario –exterior o interior- debe cumplir la premisa de ser práctico y cómodo.

La madera, aunque hayan surgido otro tipo de materiales, sigue siendo fundamental para determinado mobiliario exterior, como por ejemplo el que se ubica en entornos naturales. La madera, además de brindar una mayor sensación de calidez y confort, no rompe la estética con el conjunto (impacto visual). Uno de los sustitutos de la madera en la fabricación de mobiliario exterior es el plástico, material sintético que se extrae del petróleo y del gas natural. El principal componente del plástico es el carbono, aunque también puede ser el silicio. Entre las características de los plásticos destacan su poca densidad, su resistencia a la corrosión y estabilidad frente a sustancias químicas y es un buen aislante de la electricidad y con poca conductibilidad del calor. Uno de los tipos de plásticos son los polímeros o termoplásticos, los cuales en estado sólido pueden cortarse y, en estado líquido, curvarse y estirarse.

El hierro es otro de los materiales que también se utiliza en la fabricación de mobiliario exterior, sobre todo para jardines, balcones y terrazas. El hierro es un material que destaca por su resistencia, aunque suele ser propenso a la corrosión por lo que siempre requerirá algún tipo de protección. El hierro fundido, como su nombre indica, se obtiene por fusión y purificación del arrabio gris en las fundiciones de hierro. Entre sus características destaca su dureza. Su uso más común, asientos y mesas.

Los materiales pétreos también se suman a la lista. La piedra, como cualquier otro material natural, está sujeta al desgaste y al paso del tiempo, pero a diferencia de otros materiales, este deterioro es más lento, por muy delicada que sea la piedra. Aunque la piedra, tradicionalmente, se ha usado más en la construcción, también tiene otras aplicaciones, desde revestimientos de paredes y chimeneas, a encimeras de cocina o muebles de exterior (bancos, mesas…). Entre las características de la piedra destaca su dureza, frialdad y peo. La frialdad de la piedra será bien aprovechada en lugares con climas cálidos. El peso es muy importante, ya que hay que asegurarse que la estructura sea capaz de soportar la carga.