Modificar los hábitos energéticos para hacerlos más economizadores, no sólo sirve para alcanzar una certificación energética, sino que también ayuda a nuestro bolsillo y al medio ambiente. Normalmente, al pensar en hacer cambios en ese aspecto, lo primero que pensamos es en la calefacción y a ventilación, pero en general, también es importante monitorear el uso que hacemos de los aparatos eléctricos.

Un dato impresionante en torno a ese tema es que, en los Estados Unidos, se gastan aproximadamente 100 dólares en pagar el consumo energético de aparatos que están apagados, pero conectados (lo que normalmente decimos en modo “standby”). Con ello, el país completo gasta al rededor de 10 mil millones de dólares anuales en la producción de esa energía.

Debido a la importancia creciente de concientizar a la población para que se ahorre y economice en el consumo de energía, existen en el mercado algunos aparatos o dispositivos que pueden ser de mucha ayuda en la tarea de mantener una estricta vigilancia sobre nuestro consumo energético.

Por ejemplo, podemos encontrar un detector de fugas térmicas, comercializado por la reconocida marca Black&Decker, que en primer lugar lee la temperatura ambiente y después, te permite ir revisando ventana por ventana, en sus marcos y en los marcos de las puertas si hay un sitio por el cual el aire (frío o caliente de acuerdo a la temporada) se escapa. Esta interesante idea te permite controlar el aislamiento térmico de tu vivienda y con ello, economizar en tu consumo energético.

Otro ingenioso dispositivo es el Lutron Maestro Dimmer, con sensor para saber si la habitación está ocupada. Si en tu casa hay una luz que por alguna razón siempre olvidan apagar, este aparatito puede ser lo que necesitas. Se puede utilizar con focos fluorescentes o led, y serás tú el que indique qué tan sensible lo quieres al movimiento. Una vez que adecúes sus sensores, una vez que deje de percibir el nivel de movimiento indicado, apagará la luz.

Existen en el mercado aparatos semejantes que te permiten controlar con una aplicación en tu teléfono móvil si has apagado la plancha, la secadora de cabello o la cafetera. O que miden el consumo energético y emisión de dióxido de carbono de los aparatos electrónicos de tu casa.

Opciones hay muchas: lo interesante es que ya existen en el mercado este tipo de aparatos que te ayudan en tu objetivo a largo plazo de ahorrar y ayudar al planeta.