Las calderas, como sistemas que calientan el agua sanitaria y que proporcionan calor radiante a nuestro hogar, suelen ser sistemas sellados de circulación de agua, que hacen circular el agua que calienta la propia caldera a través de tuberías que pasan por los radiadores. Los radiadores de agua caliente son uno de los sistemas más populares de calefacción en las casas más modernas, sólo detrás de los sistemas de aire forzado. Con el uso cotidiano, es natural que para que tu caldera funcione de forma eficiente, requieras contratar un servicio técnico de forma periódica. Además de este mantenimiento, quizá haya algun momento en que requieras servicio técnico urgente, pero puedes tomar ciertas medidas para evitar necesitarlo.

Como primer consejo para dar mantenimiento a este tipo de equipos, tenemos el purgado anual. El problema más común que presentan las calderas que funcionan con agua, es que haya aire no deseado dentro. Al comienzo de la temporada invernal, es necesario purgar el sistema. Con el sistema encendido, ve hacia todos los radiadores de la casa y abre las válvulas de purgado suavemente, y después ciérralas cuando veas que hay agua que empieza a fluir por la válvula. En casas de varios pisos es recomendable empezar por el piso más alto e ir bajando.

Economiza energía en un sistema de calefacción que se base en agua caliente al tener controles separados para diversas áreas o casas grandes, especialmente si hay zonas que no utilizas con frecuencia o si hay áreas que tienen un horario diferente ak resto de la casa. Un servicio técnico Fragor o de otra reconocida marca del mercado puede instalar válvulas automáticas, con termostatos diferenciados en cada área de la casa. Aún así, no es recomendable que aún en las partes menos usadas de la casa establezcas la temperatura por abajo de los 10°C, porque puede perjudicar al resto del sistema.

Tuberías aisladas. Tanto en sistemas de vapor como en sistemas de agua, las tuberías que soin aisladas son una muy buena inversión porque evitan que el calor se disipe en áreas no deseadas. Solicita la instalación de tuberías de material aislante, como por ejemplo, fibra de vidrio.

En cuanto a los sistemas que funcionan a base de vapor, también requieren un mantenimiento continuo. Un ventilador tapado puede evitar por completo que tu sistema funcione y puede forzarlo al punto de tener que ser reemplazado, así que si te das cuenta que uno de tus radiadores no está calentando, busca al servicio técnico de forma inmediata.

Lo importante es que estemos al pendiente, que cuidemos nuestro sistema de calefacción y que no dudemos en llamar al servicio técnico cuando sea necesario.