Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

UN DIVAN EN NUEVA YORK


Un divan en Nueva YorkUn divan á New York
1996
Color, 98´
Francia, Bélgica, Alemania
Dirección: Chantal Akerman
Guión: Chantal Akerman, Jean-Louis Benoit
Montaje: Claire Atherton

Diseño de Vestuario: Stephane Lemery, Anita Ellis

Música: Paolo Conte, Sonia Wieder Atherton

Fotografía: Dietrich Lohmann
Elenco: Juliette Binoche, William Hurt, Stephanie Buttle, Brabara Garrick, Richard Jenkins


El filme  de la belga Chantal Akerman sigue la línea de las comedias livianas hollywoodenses sin otro apoyo que la simpatía o - en el mejor de los casos - el oficio de los protagonistas.

La idea del argumento promete pero finalmente no se sostiene.

Un psicoanalista adinerado, y metódico hasta la obsesión, intercambia su lujoso departamento en Nueva York con el de una bailarina parisina desordenada y liberal. Ambos quieren cambiar de aires por un tiempo. El intercambio inmobiliario se hace a través del diario, por lo que ninguno sabe a ciencia cierta hacia donde va, ni a quien dejará en su casa. Cuando se conozcan llegará el romance.

Incluso si se obvian algunas desprolijidades del guión (por ej. la ex prometida del protagonista que desaparece por arte de magia en un parque) el filme no tiene otro atractivo que el trabajo de Juliette Binoche y William Hurt.

La mirada irónica sobre el psicoanálisis apoyada en gags bastante vistos, el encontronazo de Henry (Hurt) con un amante de Beatrice (Binoche) que termina en sesión psi, o lo que ocurre tras el regreso intempestivo de Henry a Nueva York son insuficientes para engancharse con la trama.

Sobre el trabajo de las primeras figuras y la música del filme, la directora sí contó cosas interesantes.

En una entrevista que se difundió junto con el material para la prensa, Chantal Akerman reveló que Juliette Binoche y William Hurt encararon su trabajo de manera muy diferente.  “Juliette (Binoche) prefiere confiar en su instinto y trabajar en forma intuitiva” puntualizó la directora y agregó sobre Hurt: “le gusta ensayar mucho y luego liberarse de todo en el momento de rodar”, por último sintetizó: “tuve que trabajar intensamente con William antes del rodaje, mientras que Juliette quiso llegar al set lo más fresca posible”.

Sobre la música explicó: “el tema central está acompañado por composiciones de Bach, Villa-Lobos, Cole Porte y Paolo Conte, música de inspiración divina que escuchan los personajes o a veces oyen de fondo. Durante tanto tiempo estuvimos inspirados por Shostacovivh y Prokofiev que al final tuvimos que ceder una parte porque le estaban dando demasiada intensidad al filme y a nosotras mismas (se refiere a Sonia Wieder Atherton)”.


El psicoanalista enamorado (W. Hurt)

Un divan en New York repite la estructura del hombre y la mujer que se enamoran pese a sus diferencias;  el remanido juego de los opuestos que se atraen hoy en día sólo puede funcionar con una dosis alta de originalidad, so pena de exponer a los espectadores a filmes interminables.

Gustavo Camps

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.