Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

UNA HISTORIA SENCILLA - The straight story


Una historia sencilla1999, Color, 111´, EEUU
Dirección: David Lynch
Guión: John Roach, Mary Sweeney

Montaje: Mary Sweeney
Música: Angelo Badalamenti
Fotografía: Freddie Francis
Vestuario: Patricia Norris
Diseño de Producción: Jack Fisk
Elenco: Richard Farnsworth, Harry Dean Stanton, Sissy Spacek, Jane Galloway Heitz, Joseph A. Carpenter, Donald Wiegert, Tracey Maloney, Dan Flannery…


La historia de Alvin Straight es la historia de una epopeya.

La palabra inglesa straight – como muchas en el idioma de Shakespeare - tiene varias acepciones: derecho, íntegro, franco, exacto, no interrumpido, sin rodeos.

De este abanico de significados, para el título en la Argentina se eligió el sinónimo “sencilla” que, en rigor, no le hace honor al filme.

Una historia sencilla
El héroe Alvin (Richard Farnsworth)

Porque The straight story encierra una complejidad extrema para nuestros días.

Un anciano enfermo y sin recursos decide ir a visitar a su hermano tan viejo y tan enfermo como él.

No se ven desde hace una década porque se han enemistado.

Alvin Straight se impone ir por sus propios medios. Se construye un vehículo con una vieja podadora y parte. No quiere ayuda, no quiere ir en ómnibus, no quiere manejar una camioneta ni quiere que lo lleven.

Esta decisión, en nuestro mundo globalizado, de maximizar ganancias, de lograr fines sin que los medios importen, no es sencilla de entender. Es muy compleja para nuestro empobrecido mundo del máximo beneficio con el mínimo costo.

Lo que para los ojos del espectador parece sencillo y en rigor resulta magistral, es como David Lynch resuelve la historia de Alvin desde lo cinematográfico.

Largas panorámicas para mostrarnos la ruta que recorre Alvin de Iowa a Wisconsin; primeros planos para destacar la dramaticidad en los ojos de los protagonistas; el mundo omnipresente, con cada personaje que Alvin cruza durante su particular odisea. 

Recuerdo dos secuencias donde esto se puede apreciar con toda su fuerza. En una, la hija de Alvin (Sissy Spacek) posa la vista sobre un niño que juega con una pelota. La cámara de Lynch recoge de sus ojos toda la tristeza del mundo por los hijos propios perdidos. En otra, Alvin mira a su hermano en el preciado momento del reencuentro. Toda la emoción del mundo ilumina esos ojos de 73 años.

Sin duda, al inventar a su sencillo homo-economicus el neoliberal Ludwin von Mises no se inspiró en los millones de Alvin que pueblan el mundo. Es un golpe de fortuna que la sensibilidad y el oficio de David Lynch los privilegien en esta lograda película.

Gustavo Camps

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.