Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

SHUNSHINE


Título: SHUNSHINE (El amanecer de un siglo)
Dirección y guión: István Szabó
Fotografía: Lajos Koltai
Edición: Fotin, Arcand
Música: Maurice Jarrçe
Vestuario: Gyorgyi Szakács
Origen: Hungría, Alemania, Canadá, Austria, 1999
Elenco: Ralph Fiennes, Rosemary Harris, Rachel Eisz, Jenifer Ehle, Molly Parker, Deborah Kara Unger, William Hurt, David de Keyser, John Nasville, entre otros.

EL AMOR, LA GUERRA Y LA VIDA

Este filme de István Szabó es una extensa e intensa saga que abarca tres generaciones y todos los hechos políticos del siglo XX con las consecuencias directas en los miembros de la familia Sonnenschein, de origen judío. La traducción en inglés es “Sunshine”. La historia comienza cuando explota la destilería del bisabuelo de Adam, la voz en “off” que va relatando los acontecimientos, donde se preparaba el tónico Sunshine. Sobrevive el pequeño Emmanuel que viaja a Budapest y funda su familia junto a Rose. Tienen dos hijos, Ignatz y Gustave y adoptan a la sobrina Valerie. El primero, se recibe de abogado y llega a juez; el segundo se enrola en las filas de los subversivos para derrocar al imperio austrohúngaro. Pero aquí sobreviene uno de los momentos cumbres de la película por su significado: debe aceptar cambiar su apellido judío por el de Sors. Y así lo hacen su hermano Gustave y su prometida Valerie.

Ignatz se casa con Valerie, que en realidad desea a Gustave. A su vez, Ignatz es un ferviente defensor del emperador por lo que, cuando asumen el poder los comunistas en 1919, luego de la primera guerra mundial, es encarcelado en su propia casa. Lejos está de saber del intenso amor que une a su mujer con su hermano. Pero la vida familiar continúa y Valerie tiene dos hijos. Adam e Istvan también mantendrán la ancestral diferencia entre los hermanos. Istvan lleva a Adam a aprender esgrima y éste termina siendo campeón de Hungría. Greta ingresa a la familia al casarse con Istvan y la muy carismática Hannah, al casarse con Adam. Dada las circunstancias, dejan el judaísmo por el catolicismo. Simultáneamente se desarrolla la Segunda Guerra Mundial. Esta vez será Adam quien cree que podrá cambiar el mundo y se niega a comprender que será usado por el sistema representándolo como un gran deportista. Finalmente, el holocausto los ha dejado diezmados. Solo regresarán a la casa de Budapest Valerie, Gustave –que logró escapar y enrolarse en el comunismo ruso-, y Adam, además de la ya anciana ama de llaves. Adam no escapará al destino de amores prohibidos y se enamorará de la mujer que es esposa de un importante integrante del ejército de la resistencia en Francia. Recién aquí la historia comienza a atar cabos, a cerrarse. La pérdida del reloj del bisabuelo en el campo de concentración, la muerte de Valerie, la búsqueda infructuosa del libro con la fórmula secreta del tónico del bisabuelo, lo llevan a Adam a una revalorización de su apellido judío. Nada es gratuito: Valerie, antes de morir, se ha negado a repetir el apellido Sors y ha dicho el verdadero, el judío. Adam comprenderá que la mejor forma de vivir es la que tiene que ver con la verdad, buscando las raíces de su familia y no negándolas.

Respecto de la técnica empleada por Szabó, la fotografía es nítida, ajustada a una narración cinematográfica sólida, muy rica en anécdotas y épocas, agregándole varios elementos modernos: los “inserts” en blanco y negro de documentales de cada momento histórico pero apenas segundos, los suficientes como para permitirle al espectador entender la escena siguiente. Hay algunos crueles, como los referidos a los campos de concentración. Así como tres escenas de gran dureza: la muerte del padre de Adam, que no abjura de su condición de judío, frente a su hijo, y las escenas referidas a las cacerías de animales en los momentos de paz (o, dicho de otro modo, el hombre no aprende a convivir ni siquiera con la naturaleza). Y dos panorámicas, una de apertura y otra sobre un claro en una zona boscosa donde una de las parejas prohibidas concreta su pasión.

El film tiene, además, cuatro ideas claves que permiten armar las historias de cada generación sirviendo de enlace con cada generación: el libro con la fórmula secreta del tónico, el reloj del bisabuelo, el cambio del apellido, la conversión al cristianismo. El guión, a su vez, contiene varios elementos que se encadenan hasta llegar a un final, si no imprevisible, al menos coherente: la pasión de las mujeres que integran esta familia y el deseo inquebrantable de amar a sus cuñados. Y un símbolo del amor: el jardín florecido. El guión se resquebraja un poco cuando un mismo actor debe representar diferentes papeles: la casi simultaneidad de las generaciones confunden. Sin embargo, las historias presentadas concluyen con coherencia. No queda ningún personaje fuera del contexto narrativo planteado. Para tener en cuenta: solo tres personas ocuparán la cabecera de la mesa familiar: Emmanuel Sonnenschein, Ignatz Sonnenschein y Valerie Sonnenschein, la heroína del film.

En los diálogos hay momentos de enorme vigencia y lucidez. Por ejemplo, el del personaje de William Hurt, que se verá traicionado por Adam: “Cada nuevo régimen exige traidores, los usa y después los deja”. O “Si no hay Dios, ¿por qué lo extrañamos tanto?”. O “La vida es esto, lo simple”. Una gran película, sin duda, que nos enfrenta a las pequeñas traiciones cotidianas y a las traiciones políticas de siempre: en mayor o menor medida, nada parece haber cambiado. Será porque, como nos deja entrever Szabó, la vida pasa, es un aluvión. La cuestión es darse cuenta de que se está vivo y de que cada instante debe ser una decisión nuestra y no de los de afuera.

Más que recomendable.

Elsa Bragatto

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.