Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

REQUIEM PARA UN SUEÑO


Requiem for a dream

2000
Color, EEUU
Dirección: Darren Aranofsky
Guión: Hubert Selby y  Darren Aranofsky s/ la novela
Réquiem para un sueño de H. Selby
Montaje:  Jay Rabinowitz
Elenco: Ellen Burstyn, Jared Leto, Jennifer Connelly, Marlos Wayans, Seam Gulette, Christopher McDonald


Contundente. Sin el menor ánimo de dulcificar, aunque sea mínimamente, el conflicto que plantea, Réquiem para un sueño muestra descarnadamente la pesadilla en que se convierte el mundo para los que sucumben a las adicciones, ya sea por la televisión, por las drogas ilegales, o por las legales, esas que se consiguen fácilmente en la farmacias con una receta.

A diferencia de Pi, su opera prima en blanco y negro, Aranosfsky presenta en colores el apocalíptico drama de Réquiem para un sueño.

Uno de los aciertos de la puesta es el ritmo desenfrenado que le imprimen la música y el montaje riguroso a cargo de Jay Rabinowitz, frecuente editor del célebre director de cine independiente norteamericano  Jim Jarmusch.

También está bien logrado –con una cámara cercana que marca de cerca a los personajes- el clima  asfixiante en el que se mueven los protagonistas a medida que se desarrolla la historia.

Todo ocurre en el ceno de una familia norteamericana de clase media y en este sentido, el réquiem podría ser para el sueño (norte)americano (o lo que queda de él después del incidente de las twins towers).

La madre –un papel compuesto con solidez por Ellen Burstyn- es viuda y se pasa la vida entre la televisión y las conversaciones pasajeras con las vecinas, en la puerta del edificio donde vive. Ya retirada y con un hijo que sólo la busca cuando necesita dinero, su horizonte pasa por aparecer en el reality show de moda con su mejor vestido. Un día llega la posibilidad de ir a la televisión, pero los tiempos de la mujer no son los mismos que los de la producción televisiva y el vestido no le va del todo bien.

El hijo, por su parte, sin trabajo fijo ve una veta en la venta de drogas en pequeña escala, pero como también acostumbra a consumir, pronto,  él, su amigo/socio y su novia se comen la mercadería y sobreviene la crisis.

Como en un contrapunto musical, Aranofsky presenta el relato sobre los tres protagonistas a un tiempo, escena a escena para cada uno de los tres personajes, plano a plano, la madre por un lado, el joven y su socio/amigo, por otro,  y por otro lado la novia.

Réquiem para un sueño no le da tregua a sus personajes  y eso en el cine está mal visto a veces. Réquiem para un sueño no presenta salidas y eso también suele ser criticable. Lo que es indiscutible es que el director no se regodea con lo mal que la pasan sus personajes  y utiliza genuinamente recursos que la industria muchas y muchas veces usa de pura demagogia.   

  Gustavo Camps

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.