Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

LOS DESTINOS SENTIMENTALES


Los destinos sentimentales - Les destinées sentimentales

1000
Color, 180´
Francia, Suiza
Dirección: Olivier Assayas
Guión: Jacques Fieschi y Oliver Assauyas s/ novela original de Jacques Chardonne
Montaje: Luc Barnier
Fotografía: Eric Gautier
Diseño de producción: Katia Wyszkop

Elena: Emmanuelle Béart, Charles Berling, Isabelle Hupert, Oliveier Perrier, Dominique Reymond, André Marcon, Alexamdra London, Julioe Depardieu


En el ámbito de bucólicos y paradisíacos paisajes (Francia y Suiza) transcurre la historia de Jean y Pauline, burgueses inmersos en las mutaciones que tuvieron lugar en los albores del siglo anterior.

En el devenir de los acontecimientos se modifican las tecnologías de producción y comercialización de vinos y porcelanas, lo que produce despidos de personal, huelgas y ajustes en las empresas. También tiene lugar la  primera guerra mundial.

El filme expone las tensiones interiores y exteriores que se producen, a través del tiempo, por la inserción de hombres y mujeres en la nueva sociedad. El disparador de las nuevas relaciones sociales es la Revolución Industrial y sus progresivas secuelas.

Los ciento ochenta minutos que dura el filme no son todos necesarios, en la medida que le restan poder de concentración a la puesta e intensidad a la evolución a los personajes. No obstante, esto no afecta demasiado al resultado final del filme.

Los aspectos formales son muy consistentes; nos referimos a la estética, diseño de arte, fotografía, vestuario y, por sobre todo, la minuciosa construcción y progresión dramática de los actores.

Es un homogéneo elenco el que subraya con brillante precisión. los volubles estados anímicos de sus personajes, predominantemente ensimismados, melancólicos y dubitativos.

Sobre el final Jean expresará una sentencia esclarecedora: “El amor...no hay nada más en la vida”.

Raúl Valls


 Ya en el Festival de Cine Independiente de Bs. As., de Abril de este año, no pocos críticos  se rasgaban las vestiduras por la duración de este logrado filme de Assayas así que tomo posición desde ahora: Los destinos sentimentales no es un filme largo, no abruma ni aburre la puesta de Assayas, y recorrer la belleza de sus imágenes hasta el final bien vale los 180 minutos que dura el filme. Claro, si lo comparamos con Lara Croft-Tomb Raider, tiene otro ritmo, pero no hay que compararla.

El hecho de trabajar sobre un libro de Jacques Chardonne, escritor reconocido antisemita y colaboracionista durante la ocupación alemana en la segunda guerra mundial, resulta una apuesta fuerte por parte del director.

La historia se focaliza en un pastor protestante (C. Berling) que ira construyendo su vida en el contexto de los cambios políticos y sociales que se dan desde principios del siglo XX, en un periodo que incluye la segunda revolución industrial,  la primera guerra mundial y la revolución socialista.

El director resume treinta años de la historia de una familia en tres horas de cine consistente y emotivo, a partir de un contrapunto entre la actitud de los personajes y el contexto político y social de la época.

El filme muestra el nuevo rol de los obreros y de los empresarios tras los cambios en los modos de producción, la dureza de la guerra y sus consecuencias en las personas y en su manera de relacionarse y hasta  el lugar que, de manera insipiente, trata de hacerse la mujer en esta nueva sociedad.

EL filme de Assayas es narrativo, su tratamiento del tiempo es al estilo del cine clásico, y en esto se diferencia de otra puesta de época recientemente estrenada en la Argentina: El tiempo recobrado, de Raúl Ruiz.

En este sentido el paso del tiempo se ve en el cuerpo de cada personaje, tras una caracterización minimalista, física (desde ya) a partir de la aparición de canas y arrugas , pero también ideológica a partir de las posturas frente a la circunstancias en cada momento.   

Por otra parte, a diferencia de El gatopardo, del gran  Luchino Visconti, -por citar a un director que incursionó en estos temas- que muestra el posicionamiento de los poderosos para no perder su poder en una sociedad que cambia, Los destinos sentimentales se ocupa más en la actitud individual e interior que en la estrategia política de los personajes. La propuesta de un cine como el de Los destinos sentimentales no es la preponderante hoy día, por eso también vale la pena verla, que no todo lo que brilla es solamente Hollywood.

Gustavo Camps

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.