Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 

Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

LA SOMBRA DEL VAMPIRO


Título:
“LA SOMBRA DEL VAMPIRO”

Título original: Shadow of the vampire
Dirección: E. Elias mehrige
Guionista: Steven Katz
Editor: Chris Wyatt
Música: Dan Jones
Elenco: John Malkovich, Willem Davoe, Cary Elwes, John Alden Gillet, Eddie Izzard, Ud Kier,Catherine McCormack, Ronan Vibert.


Un vampiro ejemplar

  Partiendo de la mítica filmación de F.W. Murnau, uno de los tres grandes directores del expresionismo alemán, de “Nosferatu”, que realizó en 1921, “La sombra del vampiro” recrea aquel rodaje llevando al límite las exigencias del realizador que buscaba la mayor veracidad en sus relatos cinematográficos.

Pocas veces, en los últimos tiempos, se puede disfrutar de una película con el tiempo justo, es decir, con un trabajo de montaje y de fotografía tan amalgamos, tan precisos, lo que evita el tedio, las escenas morosas y el aburrimiento en el espectador.

“La sombra del vampiro” tiene a John Malkovich como el director Murnau y valiéndose de esta identidad real revive a su equipo de filmación y las peripecias en la realización de “Nosferatu”, uno de los grandes éxitos del expresionismo alemán. El personaje de Willem Dafoe como el supuesto actor Max Shreck y en verdad el Conde Orlock nos conduce al vampiro tan buscado por Murnau y, obviamente, por el director E. Elias Mehrige, a cargo de esta inusual y atractiva versión.

Según “La sombra...”, Murnau entró en tratativas con un personaje siniestro, no sin dejos de humor con diálogos breves e irónicos, que habita en una casa de campo (el campo fue uno de los temas que más atrajeron a Murnau en la vida real). Hasta allí hace trasladar a todo su equipo, habiendo pactado algo que solo se descubrirá al final. La bella Greta es la artista preferida de Murnau, prefiere quedarse en Berlín para hacer teatro, pero el director la convence para que sea la protagonista de “Nosferatu”. Claro, su compañero de rubro será el horrible Conde Orlock.

Aquí se asiste a algo poco frecuente: a una filmación de una película muda, a cómo el director le va indicando al actor lo que debe ir sintiendo frente a cámaras, por lo que ya “La sombra...” tiene a su favor el descubrirnos un aspecto poco trajinado por el cine. Luego viene un aspecto técnico que le da una calidad y una veracidad al film hasta ahora no vista ni disfrutada: cuando Murnau hace los preparativos, acomoda a los actores en el escenario a rodar, el film es en colores. Cuando enciende su cámara, pasa al blanco y negro con los rayones típicos de una vieja película muda. El pase de color a blanco y negro es uno de los momentos mágicos para el espectador y un verdadero logro para el director Mehrige.

La tensión va creciendo a medida de que el Conde Orlock siente una irrefrenable necesidad de alimentarse. Es así como van desapareciendo ante el obsesivo Murnau sus compañeros de tarea. El plato final es Greta y una inesperada puerta que se abre y da una luz tan brillante que tendrá un efecto decisivo en el conde-actor. Aún así, en medio de cadáveres, Murnau toma la cámara y filma hasta el final. El Conde Orlock se alimentará pero también tendrá “su merecido”.

“La sombra del vampiro” es una de las grandes películas de los últimos tiempos. Desde la actuación hasta la dirección de arte pasando por la fotografía y la dirección actoral sin olvidarnos de la ambientación. Además, tiene un elemento a favor que se ha dejado de lado: la duración, 93 minutos, sin escenas demás. No se la pierda.

Elsa Bragato

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.