Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

LADRONES DE MEDIO PELO


LADRONES DE MEDIO PELO (Small time crooks)

Director y guión: Woody Allen, Fotografía: Zhao Fei, Editor: Alisa Lepselter. Elenco: Woody Allen, Tracey Ullman, Hugh Grant, Michael Rapaport, Tony Darrow, Carolyn Saxon, entre otros. Producción de Sweetland Films, Jean Doumaman. Distribuye DreamWorks SKG en los Estados Unidos, y Eurocine S.A. en la Argentina.


ENCANTO DEL “MEDIO PELO” EN MANOS DE WOODY ALLEN

Woody Allen nos regala, en esta oportunidad, una comedia pequeña, ceñida a los cánones más tradicionales, sin artilugios de ningún tipo, ni la grandeza de “La Rosa Púrpura del Cairo” o “Hannah y sus hermanas”. Sin embargo, es un “Allen auténtico”, en el que famoso director actúa sin escatimar su casi balbuceo típico, su timidez y su tozudez, características éstas propias de que vida personal. Aquí llega masivamente. Incluye todos los clishés de los policiales tradicionales como abrir el film con una toma nada excepcional pero que marcará el ritmo: Allen-Ray tiene su rostro tapado con el diario Daily News sentado en un banco que da justo frente a un... Banco.

Vive una vida modesta como ex convicto y es mantenido por su mujer, lavaplatos, con lo que se van defendiendo. Pero mantiene a su grupo de amigos ex convictos como él y siempre anda planeando algo que lo saque de la rutina y de la pobreza, o, en todo caso, de esa vida sin mayores esperanzas común a la mayoría de los mortales. Se reúne con sus compinches, analizan la posibilidad de llegar al banco cavando un túnel, pero antes deben comprar el negocio cercano que está en venta. Y comienza aquí una comedia de ribetes insólitos, donde a Ray nada le sale bien, en todo caso, las cosas le salen al revés. La fachada será la venta de las “cookies” que prepara su mujer y el ruido del negocio, supuestamente, “tapará”, los ruidos del sótano donde intentan cavar el túnel para llegar al banco. Lo que no tiene en cuenta Ray es que la venta de galletitas se convierte en un “boom” y su mujer y hasta èl se ven rodeados de admiradores y cámaras de televisión. Ahora le llueven millones de dólares, tiene una fábrica, y ha podido comprarle a su mujer un piso que ella decora con un gusto pésimo, propio de lo que suele llamarse “nuevos ricos”. Y la relaciona con un hombre que sabe de negocios y que puede ser su “Pigmalión”, transformando los rudos modales de Frenchy en los de una dama.

Para los seguidores de Allen, que el director, guionista y actor emita una sola frase ya es suficiente para sentirse “salvados”. Para el resto de los espectadores, es una buena comedia, muy bien realizada, sin artificios técnicos y sin un diálogo que intente redimirnos de la vida y de la muerte. En todo caso, plantea la inquietud, desde la óptica de la comicidad absurda, de cómo dejar de ser considerados mediocres en una sociedad armada a gusto y “piacere” de los que más tienen. Una historia común para gente común. Y, siendo de Woody Allen, es en sí mismo otro “clásico”: algo diferente. En esto reside su genialidad, con la que pudo abarcar todas las expresiones que quiso en el cine, desde loar a su Nueva York amada, hasta crear innovadoras formas de expresión en el cine. Muy buena.

Elsa Bragato


LADRONES DE MEDIO PELO

Small Time Crooks, EE.UU.- 2000
Dirigida por Woody Allen.
Con Woody Allen y Tracey Ullman.

Simple y pequeño

Comedia de gags y one-liners tan simples como los personajes que la transitan, Ladrones de medio pelo hace clara referencia a otros films con criminales de baja estofa como Los desconocidos de siempre (Mario Monicelli - 1958), La jungla de asfalto (John Huston -1950) o Rififi (Jules Dassin -1955). Woody Allen interpreta esta vez a Ray Winkler, un perdedor absoluto que, luego de dos años tras las rejas debido a un atraco fallido (sus compañeros de celda lo llamaban irónicamente "El cerebro", aunque él no se lo toma en broma) y trabajando hoy como lavaplatos, tiene la brillante idea de robar un banco para pasar a una vida mejor junto a su esposa Frenchy (la inglesa Tracey Ullman, probablemente lo mejor de la película). Para tal fin, el matrimonio deberá invertir sus ahorros en el alquiler de un local a través de cuyo sótano, túnel a cavar mediante, podrán acceder a los preciados billetes. Hasta aquí, uno intuye un desarrollo similar al de otras "comedias policiales" del propio Allen - como Misterioso asesinato en Manhattan (1993) o la temprana Robó, huyó y lo pescaron (1969)- e incluso teme que el material se agote demasiado pronto. Pero si algo se espera del cine de Woody es calidad y sorpresas y, como lo viene haciendo durante las últimas tres décadas, el hombre siempre cumple.

Previsiblemente el plan de Ray y los incompetentes que lo secundan está destinado al fracaso pero es más difícil imaginar que la fachada del delito - las galletas que hornea y vende Franchy - se convertiría en uno de los negocios más exitosos de New York. Y así comienza verdaderamente Ladrones de medio pelo, ahora bajo el modelo de Nacida ayer (George Cukor - 1950). Un año después, y ascendidos a la categoría de nuevos ricos gracias a su poderosa corporación de galletas, Ray y Franchy viven en una fastuosa mansión decorada con tanto exceso como mal gusto y "se codean" con una aristocracia que los desprecia y burla a sus espaldas pero no vacila en visitarlos cada vez que su dinero puede ser de alguna utilidad. Mientras Franchy, como el burgués gentilhombre de Molière, está obsesionada con "pertenecer" y toma lecciones de "cultura" con el sospechoso bon-vivant que encarna Hugh Grant, Ray extraña su antigua vida de hamburguesas, cerveza y TV. En la tradición de la screwball comedy, Allen explora este universo de perlas y vino fino con una simpleza que hacía mucho no se le veía, quizás en el extremo opuesto de esa suerte de paroxismo alleniano que fue Los secretos de Harry (1997). Pero, aunque aquí los neoyorkinos son proletarios en vez de intelectuales de clase media, y aunque Allen se ubica esta vez más cerca de Hollywood que de Europa, los temas son más o menos los mismos: el amor, la rutina y el matrimonio como algo que siempre puede fracasar. Si en definitiva todas las personas tienen esos problemas, también compartirán la idea de robo que recorre el film permanentemente y que no deja a ningún estrato social afuera. Primero Ray quiere robar el banco, y cuando fracasa, será Frenchy la que "robe" a las corporaciones mediante su éxito inusitado. Pero a ella querrán robarle Grant y sus propios contadores, para que finalmente la propia Frenchy y Ray planeen nuevos atracos para equilibrar las cosas.

Dedicado solamente a ofrecer una comedia tan ligera como placentera y entretenida, la mirada de Allen hacia sus personajes es piadosa, los acompaña y no le importa analizar fobias. Y, sobre todo, los quiere, lo que se nota en la elección de un reparto imposible (Michael Rapaport, Tony Darrow y Jon Lovit  se lucen como los torpes socios de Ray, mientras la fabulosa Elaine May se roba la película cada vez que su rostro se ve en la pantalla). Opus número veintinueve de su filmografía, Ladrones de medio pelo parece ser un cálido respiro dentro de una etapa en la que el realizador, gracias a un estado de plenitud cinematográfica cuyo inicio podría hallarse en Maridos y esposas (1992), ha llevado finalmente su talento como director al mismo nivel que sus incomparables dotes de escritor. Hoy, Allen ya puede hacer lo que le de la gana, así como sus espectadores pueden estar seguros de que no va a decepcionarlos.

Ezequiel Luka

DIRECCIÓN Woody Allen PRODUCCIÓN Jean Doumanian GUIÓN Woody Allen FOTOGRAFÍA Zhao Fei MONTAJE Alisa Lepselter CON Woody Allen, Tracey Ullman, Michael Rapaport, Tony Darrow, Jon Lovitz, Elaine May, Elaine Stritch, Hugh Grant, George Grizzard, Brian McConnachie, Kristine Nelsen, Larry Pine. ESTRENO 30/08/01  DURACIÓN:94 min.

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.