Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

HISTORIAS DE ARGENTINA EN VIVO


Argentina -2001

Dirigida por Adrián Caetano, Eduardo Capilla, Albertina Carri, Gregorio Cramer, Andrés DiTella, Flavio Nardini/Christian Bernard, Miguel Pereyra, Marcelo Piñeyro, Jorge Polaco, Gustavo Postiglione, Fernando Spiner, Bruno Stagnaro, Vicentico.

Con Caballeros de la Quema, Gustavo Cerati, Memphis, Divididos, "Mona" Jiménez, Los Fabulosos Cadillacs, Ratones Paranoicos, Los Pericos, Fito Páez, Julio Bocca, León Gieco, Mercedes Sosa, Leo garcía, María Gabriela Epumer, Turf, Pol, Bochatón, Richard Coleman, Rosario Bléfari.


Propaganda cooltural

En varias oportunidades se ha señalado desde estas páginas que la gestión cultural del actual gobierno parece estar destinada más al rédito político que traen sus rimbombantes eventos, que a los efectos positivos reales que puedan ejercer sobre la producción y la oferta culturales de la Argentina.

Historias de Argentina en vivo, como los festivales y las diversas muestras que se han organizado desde la Secretaría de Cultura de la Nación (y análogas a las de la Secretaría porteña), es sólo una muestra más de esta triste e indignante realidad, otro hecho aislado cuyo rédito cultural es por lo menos dudoso. Ante todo, debe decirse que el film no es lo que uno puede suponer al ver los numerosos afiches apostados en calles porteñas (a propósito, la distribución de Historias... ha estado a cargo de Buena Vista Internacional, una empresa Disney - parece que el propio gobierno se olvidó de su "compre argentino"). Ya sea por evitarse pagar las regalías correspondientes a cada artista, o por alguna otra razón que desconocemos, son ínfimas las imágenes sobre los recitales organizados por el gobierno en distintos puntos del país. Entonces, corresponde advertir a los fans de Divididos, Los Ratones Paranoicos, Gustavo Cerati, Los Pericos, etc., que efectivamente verán los rostros de los "protagonistas", pero poco los verán haciendo lo suyo.

Los cortometrajes en cuestión (trece en total, cada uno de ellos dedicado a un artista y realizado por un director distinto), entonces, se acercan en su conjunto a una forma más cercana a un Historias Breves que a la cobertura de un evento. Los recitales, o los músicos en sí, son utilizados como disparadores de ficciones diversas. Adrián Caetano (cuya Bolivia seguimos esperando, mientras el realizador se apresta a filmar su tercer largo, El oso rojo) incursiona en la ciencia ficción, armando una suerte de E- True Hollywood Story con Los caballeros de la quema, quienes en el año 2041 reconstruyen la historia de un miembro que había ingresado a la banda en reemplazo de otro, precisamente en el recital que dio la banda en Corrientes dentro del ciclo. Fernando Spiner (La sonámbula) parodia a las llamas de Telecom en compañía de los Ratones Paranoicos, en el más divertido de los cortos. Bruno Stagnaro traslada Okupas a un dueto de camioneros del evento (la remera de uno de ellos se aprovecha para "chivear" Supernova, la FM cooltural oficial) que llevan a una chica peliogrosa a ver a Los Pericos, mientras la dupla Nardini/Bernard (76-89-03)asegura con humor que la Mona Jiménez trae suerte. Menos agraciada resulta otra sci-fi en la que Albertina Carri (No quiero volver a casa) retrata a un grupo de extraterrestes buenitos que advierten a los humanos sobre su habitual tendencia a destruirlo todo, como también la fábula que  propone Vicentico con sus Cadillacs como una tribu de hormiguitas.

En general, y más allá de sus diferentes logros, los cortos resultan atractivos, y es interesante ver a algunos realizadores - como en el caso de Caetano - experimentar con formas a las que no nos tienen habituados. El problema es radicalmente otro. 

¿Cuál es la razón que justifica gastar fondos públicos en un largometraje de estas características, cuando el INCAA debe rezar para que no le achiquen el presupuesto cada vez que debe hacer frente al pago de créditos y subsidios? ¿Por qué no se utilizan esos dineros para subsidiar a distribuidores y/o exhibidores independientes, que de esa manera podrían apostar a mejorar la calidad del estreno de un cine argentino nuevo que brilla por sus éxitos en festivales internacionales y por su ausencia - o por el maltrato que sufre - en las carteleras nacionales? ¿No será ésto un ejemplo más de propaganda "de calidad", teniendo en cuenta que se trata de la continuación de otro evento que ya tuvo su impacto en el público y que ya cumplió con su función? ¿Por qué se suspende el prestigioso Festival de Jazz de los Siete Lagos por falta de fondos y se invierte dinero en publicitar otro evento musical que ya sucedió? Como ya se ha expresado en FilmOnLine en reiteradas oportunidades, la urgencia por un verdadero debate cultural a fondo se hace cada vez más dramática.

Otra faceta de Historias... revela la deshonestidad del proyecto y la clara conciencia del target al que se apunta. Al estilo Gran Hermano, los separadores pergeñados por Andrés DiTella (documentalista, ex-director del Festival de Cine Independiente de Bs. As. y coordinador ) ocultan un poco el carácter "oficial" del film mostrando en pantalla triple a "jóvenes de hoy" hablando del amor, depilándose los zovacos o intercambiando opiniones sobre diversas formas de sexo oral, con un lenguaje "subido de tono" y un registro visual publicitario que siempre se cuida de no dejar de ser lo más cool que pueda. La artificialidad de este "así somos" (que casualmente, como muy buena parte de los músicos, está principalmente asociado a la clase media, histórico bastión electoral de la UCR) no contrasta en absoluto con los paisajes mentirosos de la Argentina que recorren estas cámaras, que no pierden el tiempo con piquetes o protestas, signos más cercanos a nuestra verdadera realidad. El film reserva el broche de oro a León Gieco (un ícono de la canción de protesta nacional), quien ameniza un final triunfal cantando que "la cultura es la sonrisa" (si la escasez de imágenes de los recitales es por costos de regalías, en este segmento no se ha reparado en gastos). Es muy bueno saber que uno puede contar con su gobierno cada vez que necesita sonreir. Y por último: ¿Será demasiado suspicaz asociar esta nueva movida cooltural a las inminentes elecciones de octubre?

E.L.

DIRECCIÓN DE CORTOS Adrián Caetano (Caballeros de la Quema, Corrientes), Eduardo Capilla (Gustavo Cerati, San Rafael, Mendoza), Albertina Carri (Festival Alternativo, Bs.As.), Gregorio Cramer (Memphis, Avellaneda, Santa Fé), Andrés DiTella (Divididos), Flavio Nardini/Christian Bernard ("Mona" Jiménez, Bahía Blanca), Miguel Pereyra (Mercedes Sosa, Santa Catalina, Jujuy), Marcelo Piñeyro (León Gieco, El Dorado, Misiones), Jorge Polaco (Julio Bocca, Santiago del Estero), Gustavo Postiglione (Fito Páez, Neuquén), Fernando Spiner (Ratones Paranoicos, Río Gallegos), Bruno Stagnaro (Los Pericos, San Juan), Vicentico (Los Fabulosos Cadillacs, Carlos Paz, Córdoba). COORDINACIÓN ARTÍSTICA y SEPARADORES Andrés DiTella PRODUCCIÓN GENERAL Marcelo Céspedes. PRODUCCIÓN Secretaría de Cultura de la Nación, INCAA.

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.