Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

EL PLANETA DE LOS SIMIOS




Título: El planeta de los Simios 
Título original: Planet of the Apes
Dirección: Tim Burton 
Guión: Broyles Jr, Konner y rosenthal 
Producción: Richard Zanuck 
Fotografía: Philipe Rousselot
Producción: Rick Heinrichs
Editor: Chris Lebenzon
Música: Danny Elfman
Supervisor de efectos especiales: Bill George 
Maquillaje: Rick Baker
Efectos Digitales: Estudios Rhythm and Hues, Asylum 
Efectos Visuales Adicionales: Digital 
Filmworks, Cis Hollywood, Estudio Pacific Title and Art
Animales: Birds and Animals Unlimited. 
Producción: Twentieth Century Fox, 
Distribución: Twentieth Century Fox.

¡NOS PUEDE PASAR!

A partir de la clásica novela El planeta de los Simios, escrita por Pierre Boulle, el creativo realizador Tim Burton vuelve con una versión muy de acuerdo a los cánones de esta época computarizada, en la que incluye diálogos divertidos y una tremenda acción que hará que el espectador tenga que sostenerse a su butaca.

En este caso, respetando la película original pero dándole una vuelta de tuerca, Burton se ingenia para que una nave espacial, cercana a Saturno, descubra una masa luminosa en el horizonte cósmico y su capitán intente saber de qué se trata. En principio, aparece como amenazante. En esa nave espacial, se adiestran chimpancés de manera tal de que sirvan como tripulantes de módulos en lugar de ir astronautas y verifiquen todo lo que así se considere oportuno. El capitán Davidson ordena que el chimpancé adiestrado por Leo investigue qué pasa en esa nube tan extraña. Leo lo envía muy a su pesar perdiéndose este antecesor nuestro el módulo en el cosmos. Entonces Leo desobece a su capitán, toma otro módulo y sale al espacio dispuesto a encontrar a su chimpancé: “No voy a aceptar que envíen a los animales cuando estas tareas nos corresponden a nosotros, los hombres”, primera premisa de lo que luego se verá en el film.

De esta manera, Leo atraviesa la extraña masa luminosa y observa cómo retrocede el tiempo unas décadas, nada más. Y cae en medio de un lugar selvático y húmedo. De pronto se ve preso de una corriente humana que huye despavorida de enormes simios vestidos a la usanza romana. Rara mezcla de “museta” y de “mimí”, como dice el tango. Y es conducido hasta las horribles celdas de esta ciudad donde los que mandan son los simios y los humanos son los animales que arrastran carros, que soportan castigos y los sirvientes de estos inusuales amos.

Leo quiere lograr la salvación, y buscará una especie de radio-celular-televisor que lo comunica con su nave. Esta ha desaparecido, sin embargo no pierde la esperanza. En estas andanzas por las selvas, seguido por algunos de los humanos, debe enfrentar no pocas circunstancias límites, hasta que se desencadena una batalla feroz entre los simios, los humanos y algunos simios que, por cobardes, están a favor de los humanos. Sin duda, los diálogos son muy jugosos y ponen en tela de juicio, desde el humor, no solo la crueldad del hombre hacia sus animales sino algo mucho más peligroso: el manipuleo de los clones en los animales y la eventualidad de que, algún día, surja un ser de este género que sea capaz de dominar al hombre, ¿por qué no?

Leo recuperará a su chimpancé. Vivirá un romance platónico con una simia que lo ha ayudado pero nadie se explica cómo deja en ese planeta a una bella rubia de la que se ha enamorado y a la que la da un estupendo beso de despedida. Es el “toque” hollywoodense de esta saga y no podía faltar. Seamos sinceros: tira abajo todo el andamiaje esforzadamente armado por Burton.

La caracterización lograda en los simios es notable, y se salvan algunos momentos de los diálogos, dándole a un tema burdo un toque de realismo. Si no le gustó la primera versión de este film, por lo menos se encontrará con una película donde, entrelíneas, le dejará una visión aproximada sobre la crueldad humana. Para los que no gusten del género, abstenerse.

Elsa Bragato

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.