Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 

Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

EL HOTEL DEL MILLÓN DE DOLARES


Título original: The million dollar hotel
Título:
El hotel del millón de dólares
Premio del Jurado Festival de Berlín 2000
Oso de Plata
Primer Plano Film Group
Dirección Win Wenders
Libro: Nicholas Klein, con Bono
Fotografía: Phedon Papamichael
Producción: Icon Entertainment international
Música: Bono, John Hassells, Daniel Lanois, Brian Eno
Vestuario: Nancy Steiner
Elenco: Jeremie Davies, Milla Jovovich, Mel Gibson, Jmmy Smits, Peter Stornare, Amanda Plummer, entre otros.

Ardua búsqueda del camino entre el amor y la muerte. Win Wenders (“París, Texas”) aborda el tema enunciado a través de un sinuoso y denso camino en el que van apareciendo miserias y miserables, momentos de gloria y de pasión, todo tan efímero como la vida misma. Jeremy Davis encarna a “Tom Tom”, el protagonista de este descenso a los infiernos de la pasión y la locura. Milla Jovovich, como “Eloise”, es ese oscuro objeto de deseo que desencadena situaciones límites. Mel Gibson personifica a “Skinner”, un detective que debe investigar la muerte de Izzy, quien se arrojó al vacío o fue empujado desde la alta terraza del viejo hotel, The Million Dollar Hotel, de Los Angeles, y además es el productor de este intenso drama con diálogos irreverentes y lúcidos. Su rol de agente del FBI debe aparecer con un duro corsé que le toma toda la espalda y asoma por su nuca. Le da la apariencia de un robot y esto le ayuda a componer un personaje aferrado a principios que solo podrá conmover Tom Tom. Jimmy Smits (“Gringo viejo” y series televisivas, entre otros) compone a “Geremías”, un desenfadado buscador de ocasiones. Es así que, cuando la muerte de Izzy devela que es el hijo de un acaudalado hombre de un multimedia de Los Angeles, aprovecha la oportunidad y se encarga de que el hall del viejo hotel reluzca para las cámaras y los noteros. Izzy ha llevado una extraña vida como drogadicto e insólito acumulador de alquitrán sobre telas que, repentinamente, toman tras su muerte, el valor de obras de arte (¿robadas o no?). Sin embargo, Wenders le da otro giro a la historia abriendo aquí otro interrogante. El hecho de haber convivido con semejante personalidad convoca a los habitantes del hotel alrededor de la mesa de living en una unión extravagante con periodistas y curiosos en lunchs de primer nivel. Un minuto de fama que Geremías necesita para salir de esa condición de miserabilidad. No es conciente en cambio Eloise de lo que está pasando ni tampoco Tom Tom, un “loquito” o un “retardado” para algunos a quien el inspector Skinner descubre con una sensibilidad fuera de lo común que le permitirá llegar hasta el fin de la investigación... aunque no la que él desea.

La base del guión la dio Bono, el líder vocalista de U-2, que logró ubicar a Win Wenders y así conjugar ideas hasta concretar buena parte de sus sueños como guionista y componer la banda sonora del film. Para Bono, esa marquesina abandona ocupando una terraza ha tenido siempre un significado especial: allí filmó el video del grupo titulado “Where the streets have no name”.

La miserabilidad como una de las condiciones humanas es tratada por Wenders sin hipocresía y sin ahorro de imágenes. No hay procacidad sino un lenguaje fílmico despojado de subterfugios. Nada es estremecedor, salvo lisa y llanamente la condición humana marginal en sí misma, la pasión exacerbada que lleva a la locura, la búsqueda del amor como salida y final de esta vida. En síntesis: una historia de amor entre marginales y un extraño suicidio que debe esclarecerse. Parecen pocos elementos pero son más que suficientes para Win Wenders y su austera, cuando no estremecedora, visión de que la vida cobra sentido solo por el amor.

                                                                             Elsa Bragatto

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.