Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

EL DIARIO DE BRIDGET JONES


Bridget Jones Diary, EE.UU. -2001

La opera prima de la inglesa Sharon Maguire - sobre el best-seller inglés de Helen Fielding - empieza bastante bien: la secuencia introductoria del film termina con la engordada Renée Zellweger, borracha y a los lagrimones, cantando a los gritos la espantosa balada "All by myself". Semejante prólogo presenta a la heroína Bridget Jones, que con treinta y dos años decide intentar abandonar el vodka, dejar de fumar, adelgazar diez kilos, aplacar su verborragia y evitar el permanente ridículo para de ésa manera poder aspirar a conseguir un novio. Pronto habrá no uno, sino dos candidatos: Colin Firth, un abogado un tanto cabernario que es amigo de los Jones y usa un suéter con reno bordado al pecho. El otro es Hugh Grant, jefe de Bridget en la editorial, que le manda e-mails con mordaces comentarios sobre sus faldas.

Emparentada con otras comedias como Cuatro bodas y un funeral por un lado y también un poco con Alta fidelidad, El diario de Bridget Jones amaga cierta originalidad pero agota tempranamente las expectativas. Plantada inicialmente en la línea del humor corrosivo, la falta de ingenio y consistencia del guión lleva al film a tal punto de reiteración que es muy poco el interés que puede generar con el devenir de una historia y un tratamiento que, por previsibles, nada aportan al género. Y poco pueden hacer para sostener un tono grotesco emparentado con series como Sex And the City o Ally McBeal (un tono que, para resistir la duración de un largometraje, necesita un poco más de trabajo). Maguire se concentra en elevar al máximo la ridiculez de Bridget, mostrando cómo decide usar una bombacha que "aplana la panza" o regodeándose con un primer plano del culo gordo de la protagonista vestida de bombero. Pero olvida desarrollar al personaje: a pesar de que, supuestamente, estamos siendo testigos de su diario, es muy poco lo que se sabe de ella más allá de lo evidente.

Hay, sin embargo, una zona de El diario de Bridget Jones que molesta bastante más que lo expuesto hasta aquí. A pesar de que ninguno de los dos candidatos de Bridget parece "el indicado" (Grant, aunque atractivo y gracioso, es infiel y mentiroso; Firth es bastante corto, aunque sobre el final el guión intente ponerle un poco de onda al personaje), la obsesión de Bridget por el matrimonio no tiene contrapunto alguno en la película. El hecho de que el film de por sentado que toda mujer que cruza los treinta debe necesariamente conseguirse un muchacho con buenas intenciones no genera otra cosa que asco, sobre todo por una serie de intentos con que el guión intenta disimular esta faceta (después de cuestionarse el haber tenido hijos y de mantener un fugaz affair fuera de casa, la mamá de Bridget vuelve desesperadamente a la "familia" reconociendo su "error"). De esta manera, El diario de Bridget Jones suma a su carencia de recursos una deshonestidad que la emparenta con otras películas - como por ejemplo Belleza americana - que bajo una forma pretendidamente "contestataria" defienden valores y moralinas de dudosa aplicación en los tiempos que corren.

E.L.

comedia sin luces
exaltación matrimonial, blabla
grant como malo, el otro bueno
reiterativa y sin ingenio...
idwent por patetismo

comienzo, ridículo...

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.