Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 

Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

EL AMOR Y EL ESPANTO


Título: El amor y el espanto
Origen: Argentina
Dirección: Juan Carlos Desanzo
Guión: José Pablo Feinman
Montaje: Sergio Zottola
Música: Martín Bianchedi
Fotografía: Carlos Torlaschi
Sonido: Luciano Specos
Vestuario: Mercedes Uría
Elenco: Miguel Angel Sola, Blanca Oteyza, Victor Laplace, Norman Briski, Roberto Carnaghi, Alicia Berdaxagar, Cristina Banegas, Roly Serrano, Jean Pierre Reguerraz, Victor Bruno, José María López, Jorge Ochoa...

Desanzo fabrica su película como un gran racconto, donde se reflejan las sensaciones que experimenta el escritor Jorge Luis Borges al observar desde la ventana de su casa, el paso de una manifestación que grita vivas al carismático líder político Juan Domingo Perón.

Es el año 1946. Borges está con su madre. El filme muestra qué cosas asaltan la imaginación del escritor en el corto lapso en que los manifestantes pasan.

La idea no esta del todo mal (si se me permite usar un giro borgeano) pero hay que decir que el filme adolece del defecto de tantos filmes argentinos: se obliga a los actores a decir con extensos y aburridos parlamentos lo que deberían decir con la actuación y la ayuda de la cámara. Pero la cámara de Desanzo narra poco y nada. Por otra parte, el guión construye un Borges tan extraño y con tantas diferencias con el escritor Borges socialmente aceptado, que rápidamente la originalidad del personaje se convierte en inverosimilitud, a pesar de que la obra es ficcional y no pretende ser histórica.

El elenco de “El amor y el espanto” es bueno y muy bueno para desaprovecharlo con palabrerío. Actuar es lo que mejor saben hacer estos actores que supo juntar Desanzo para su filme. Miguel Angel Sola -que se juega entero, en el rol principal- Alicia Berdaxagar (que hace 26 años que no pisaba un set de cine) como la madre del escritor; Laplace y Brinski, Roly Serrano y Roberto Carnaghi, Blanca Oteyza (quizá demasiado española para su papel, pero nunca fuera de registro), todos en papeles que remiten a personajes borgeanos, y Cristina Banegas, incomprensiblemente en un rol secundario.

Es curioso que Desanzo haya pretendido encasillar su filme dentro del género del Thriller (thriller borgeano lo ha bautizado, no sin cierta pomposidad). Alfred Hitchcock, un especialista en el género si los hubo,  ha sabido transmitir en sus filmes que los parlamentos sólo es conveniente utilizarlos cuando no es posible narrar los hechos por medio de las imágenes y la sucesión de planos. 

La puesta de Desanzo casi no tiene continuidades narrativas, más bien parece armada teatralmente a partir escenas independientes, lo que en varios casos le da al espectador la impresión de estar haciendo zaping (es el caso de la escena en la que Borges escapa de día del corralón de aves lleno de barro en los zapatos y desemboca en la escena siguiente deambulando de noche en una vereda de la ciudad con los pies limpitos).

Hay escenas dramáticas en “El amor y el espanto” (la muerte de Beatriz Viterbo, la búsqueda que hace Borges de su legajo, en la oficina de inteligencia, la pelea a cuchillo en un bar), y a la puesta no le faltan ingredientes alegóricos, los actores también están a la altura de las circunstancias, pero la película no fluye, es tediosa, sus 115 minutos tardan mucho más de casi dos horas en pasar.

Gustavo Camps 

Ver entrevista con Miguel Angel Sola
Nota de Miguel Angel Sola


No se puede hablar de “El amor y el espanto” sin hacer particular referencia al guión y al guionista del filme. Con su guión, el escritor peronista José Pablo Feinmann pretende tomar revancha sin sutilezas ni diplomacias contra Jorge Luis Borges, un escritor brillante, filoso y antiperonista hasta el tuétano, que supo oponerse, contradecir y ridiculizar de la manera más refinada y artera al peronismo. Tanto es así, que aunque se acepten las licencias del guión y no se tache de inverosímil, sin más, al personaje-borges que inventa Feinmann –pues, después de todo se trata de una ficción y no de un filme histórico- es tal la diferencia entre el Jorge Luis Borges que conocemos todos y el de Feinmann, que bien podría uno cambiarlo por cualquier otro escritor, por Feinmann mismo, y el personaje encajaría también en el filme (no así su composición actoral, obviamente).

Es que para escribir el guión, Feinmann toma un par de informaciones sobre Jorge Luis Borges más o menos en boca de todos –el carácter fuerte de la madre del escritor, su personal forma de relación con el sexo opuesto, el nombramiento como inspector de la venta de aves de corral y de huevos durante el primer peronismo, su aversión rotunda a este movimiento político- y usa los nombres de unos cuantos personajes borgeanos para luego reacomodar todo a su gusto y dar vida al curioso Borges de “El amor y el espanto”.

Con este guión Feinmann se ha dado el gusto de difamar a Borges, presentándolo como un pusilánime que se sobresaltaba ante el primer ruido y le temía a las mujeres. Seguramente Feinmann ahora debe sentirse feliz con su creatura, porque, como ha dicho el escritor de El Aleph alguna vez: “Escribir es siempre un placer, más allá del valor de lo que se escribe”.

Gustavo Camps

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.