Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

DÍA DE VENGANZA



Título: Día de venganza
2000
Color, 94 ´
EEUU

Dirección: Jamie Blanks
Guión: Donna Powers, Wayne Powers, Gretchen J. Berg, Aaron Harberts s/ libro de Tom Savage
Montaje: Steve Mircovich, ACE
Música: Don Davis
Fotografía: Rick Bota
Diseño de producción: Stephen Geaghan

Elenco: David Boreanaz, Denise Richards, Marley Shelton,  Catherine Heigl
Presenta Warner Bros. Pictures

Escenas de algunos clásicos del cine de terror y suspenso remedadas con brocha gorda, sangre a discreción (o sin discreción para ser precisos), cuotas de sexismo (aunque no hasta escandalizar), fotografía eficiente (Rick Bota sabe lo que hace indudablemente) y efectos especiales no son suficientes para que este filme consiga cierta consistencia que lo ubique en un lugar aceptable del género de horror.

Día de venganza es una puesta menor que se aprovecha de caras bonitas y conocidas del cine (Denise Richards, una diosa a la que se perdona todo, incluso este protagónico) y la televisión, como es el caso de David Boreanaz (Buffy, la cazavampiros) y Catherine Heigl (Roswell).

La historia gira alrededor de cinco amigas de toda la vida que entre lo que siempre compartieron figura el rechazo y la burla despiadada a un compañero del colegio (en la ficción, Jeremy Melton) en la época de adolescentes. Han pasado varios años y en un día de San Valentin (día de enamorados)  comienzan a aparecer mensajes amenazadores contra las chicas y asesinatos.

No es exagerado decir que el filme no se destaca por la originalidad de sus escenas y además adolece de un guión exasperante: el asesino actúa y las víctimas caen o se salvan según pasan los minutos.

Algunas escenas que apuntan a la comicidad sexual – rayana en lo procaz, al estilo American pie - tal vez les puedan llegar a resultar más interesantes a los adolescentes con menos vagaje de películas encima, más interesados en pasar el rato que en ver un buen filme. El resto es una suma de lugares comunes.

Gustavo Camps


FESTIN DE SANGRE

Llega el día de San Valentín. Un hombre con una máscara de querubín sembrará terror y horror... Cinco amigas desde la infancia (Kate, Paige, Dorothy, Lily y Shelly) deciden encontrar al hombre de sus vidas. Cada una de ellas viene con alguna historia personal trunca, frustrante. Ya son mujeres que pelean por su lugar en el mundo. Dorothy, aquella gordita de la secundaria de la que todos se burlaban, les da la posibilidad de encontrar al hombre soñado al prometerles una gran fiesta en su mansión: tiene un excelente nivel económico, si bien su familia no cumple con los parámetros tradicionales (su padre deja que su nueva esposa, una prostituta tan joven como Dorothy, maltrate a su hija) creándole mucho resentimiento. Shelly, estudiante de medicina avanzada, es la que no podrá participar de esta reunión: hace tiempo que no ve a sus amigas, y es la primera en ser asesinada. En su entierro se reencuentran las cuatro restantes amigas, seguidas de cerca por un investigador de la policía. Empiezan a recibir mensajes amenazantes con una firma extraña, cuyas iniciales concuerdan con los nombres de un chico de la escuela al que vapulearon un día de San Valentín. Todos los hombres que conocen caen bajo sospecha: el vecino de Kate, el pintor exótico que hipnotiza a Lily, mientras que Paige, su compañera de departamento, es la única que no siente miedo. Kate es la bonita del grupo, periodista que mantiene una relación con muchos altibajos con un colega, Adam, aficionado por demás al alcohol. El día de la gran fiesta en la casa de Dorothy, que le ha dado albergue a un joven desconocido, Campbell (también sospechoso como el resto de los muchachos) a cambio de mimos y sexo, todas están exultantes aunque temerosas: murió Shelly y otra de las amigas ha desaparecido, jamás llegó a su oficina de Los Angeles. Cuando se enteren, las muertes habrán sembrado pánico y la fiesta será un festín de sangre.

La película está muy bien filmada, los horripilantes y consabidos asesinatos se producen desde un lugar menor burdo que el común denominador de estos filmes, y hay momentos de gran tensión, lograda por la combinación hábil de imagen y música. El final es obvio, aunque existe la posibilidad de pensar en dos finales. Uno puede imaginar quién es el asesino, pero después se da cuenta de que es otro, para retomar la duda: ¿quién fue? ¿O dará pie a otra película? Solo para amantes del género del horror.

Elsa Bragato

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.