Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

CUERPOS SALVAJES


Título: CUERPOS SALVAJES
Dirección: Michael Cristofer
Productor: Colomby and Keohane
Guión: David McKenna 
Fotografía: Rodrigo García
Edición: Eric Sears
Elenco: Sean Patrick Flanery, Jerry O’Connel, Amanda Pett, Tara Reid, Ron Livingston, Emily Procter, Brad Rowe, Sybil Temchen
.


REFLEXION SOBRE LAS “NOCHES LOCAS”

Un film con moraleja. Cuatro chicas y cuatro muchachos que se conocen deciden, como tantas otras veces, ir a bailar y a buscar sexo. En esta búsqueda, las parejas se entrecruzan y uno de ellos, famoso como rugbier, se ve involucrado en un abuso sexual por el que recibirá condena poniendo en peligro tu poderosa carrera deportiva.

El tema resulta interesante, sobre todo para el sector social que concurre a lugares bailables. Música más o menos igual, aunque con idiosincrasia de cada país, y esquemas sociales similares. Todos los niveles sociales necesitan interrelacionarse buscando íntimamente al verdadero amor. La mayoría cae en trampas como en este caso.

La película comienza con cierta lentitud narrativa que luego se acelera y deja, al menos, una buena imagen en la retina del espectador. Hay “flashback” fundidos sobre los rostros de los protagonistas que terminan hablando frente a cámaras, como si éstas fueran sus psicólogos, o aquello que solo se le dice a la almohada.

Técnicamente, impecable. La historia no es mala. Es aleccionadora, resultando interesante para los adolescentes y los “preadultos” que buscan relacionarse y, alguna vez, encontrar el amor definitivo. Solo queda rondando una pregunta: ¿siempre hay acoso y violación cuando una joven y tentadora mujer atrae con todos los encantos que puede a varios jóvenes a la vez? En fin...

Elsa Bragato


En un principio la propuesta de “Cuerpos Salvajes”, si bien dista de ser original, aparece como digna de interés. A través de ocho personajes que salen a divertirse un viernes a la noche en Los Angeles, dispuestos a olvidar la rutina laboral y a vivir nuevas experiencias, la película procura retratar la incomunicación y las eternas dificultades exhibidas por hombres y mujeres a la hora de relacionarse. Los distintos protagonistas monologan mientras miran a la cámara, como hacía John Cusack en Alta Fidelidad o como ocurre en varios filmes de Woody Allen. Sus teorías, en la mayoría de los casos, no se corresponden con la realidad, ya que se encuentran en una etapa de búsqueda y aprendizaje, repletos de incertidumbres más allá de la aparente confianza y de cierta arrogancia que intentan demostrar.

Con estructura y formato de una serie de televisión americana, desde el guión hasta la puesta en escena, Cuerpos Salvajes presenta a un grupo de  jóvenes de bena posición económica, todos menores de 30 años, aunque los hombres parecen más realizados en el campo profesional. Entre las mujeres, si bien hay una abogada exitosa, después se encuentran una aspirante a actriz, una camarera preocupada por la sensibilidad de sus pechos luego de su última cirugía y una oficinista con un excesivo entusiasmo por el alcohol.

La atractiva premisa se ve perjudicada por  la mirada anacrónica de los responsables de Cuerpos Salvajes en relación a la temática sexual, eje fundamental del relato, una visión que contrasta con el espíritu modernos y joven que se pretende reflejar.

En el film de Michael Cristofer, con una seriedad enfrentada al tono más ligero del comienzo, se cae, de  forma paulatina, en la habitual demonización del sexo, al que se identifica con el peligro y la violencia antes que con el placer y el disfrute. Hay lugar para una supuesta violación, un ocasional encuentro en un garage, una situación humoristica que sirve como alivio cómico y, paradójicamente, los únicos personajes involucrados en una relación romántica no logran hacer el amor, privándolos de manifestar su deseo a través del sexo, por lo que se ven relegados a una castidad poco convincente.

Curiosamente, la fotografía le pertenece a Rodrigo García, quien en su debut como director en “Con Sölo Mirarte” mostró una mayor sensibilidad a la hora de retratar en universo femenino que la exhibida por los autores de “Cuerpos Salvajes”.

Leonardo Martinelli

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.