Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

MALOS PENSAMIENTOS


Malos pensamientosVery bad things
1999, Color, 100´
EEUU
Dirección y guión: Peter Berg
Montaje: Dan Lebental
Música: Stewart Copeland
Fotografía: David Hennings y Laura Greenlee

Vestuario: Terry Dresbach
Elenco: Christian Slater, Cameron Díaz, Daniel Stern, Jeanne Tripplehorn


La opera prima de Peter Berg es una comedia de humor negro filmada a ritmo de video clip, que como síntoma puede ser muy peligroso para el cine.

Si criticábamos que la industria toma elementos de las producciones independientes para moldearlos a su descafeinada ideología (Belleza americana, por ejemplo), en el caso de Malos pensamientos estamos frente a un verdadero ejercicio publicitario (puro efectismo sin contenido) que toma al cine meramente como soporte técnico. Malos pensamientos presenta una serie de bloopers del peor gusto enhebrados por una estructura aparente de narrativa causa efecto.

La anécdota nos muestra a cinco muchachos de clase media (cualquiera de ellos podría ser un joven Mr. Simpson) que van a Las Vegas para festejar una despedida de soltero. Allí los espera una prostituta oriental  que terminará colgada de la nuca en un perchero del baño. Luego vendrán asesinatos sin ton ni son, chistes racistas y otros gags, de dudosa comicidad,  que inundarán la pantalla hasta el final.

El humor corrosivo, el humor negro, el humor en definitiva, funciona muy bien en Lo opuesto del sexo (D. Roos) o en Felicidad (T. Solondz) - por citar dos de muchos ejemplos - porque se trata de un recurso legítimo para concretar algunas ideas.   En Malos pensamientos se supone que lo gracioso es ver como descuartizan a una oriental y a un negro (racismo no, que bah!) o como un judío aplasta a otro con una camioneta. Esto es lo bochornoso de la puesta, pretende la complicidad del espectador con esto.

La escena hacia el final que muestra a uno de los protagonistas sobre una silla de ruedas, sin piernas pero con los muñones al aire, es patética pero es paradigmática, puro efectismo sin sustento.

La afirmación de la alegría debe ser una de las cosas más importantes que nos ha posibilitado el cine  desde sus inicios. Defender el humor, la comicidad y la alegría del cine es una cuestión vital pero como dijo el poeta - y Joan Manuel Serrat lo ha cantado tantas veces - hay que defender la alegría, incluso, hasta de sentirse absurdamente alegre.

Gustavo Camps

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.