Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

LAS HUELLAS BORRADAS


Las huellas borradas
1999
Color, 100´

España-Argentina
Dirección: Enrique Gabriel
Guión: Lucía Lipschutz
Montaje: Julio Peña
Música: Ramón Paus
Fotografía: Raúl Perez Cubero
Vestuario: Cristina Sopeña
Elenco: Federico Luppi, Mercedes Sampietro, Elena Anaya, Héctor Alterio, Sergi Calleja, Armando del Rio, Asunción Balaguer, Mariví Bilbao...


Las huellas borradas es un buen filme incluso a pesar de dos inútiles sobreactuaciones; o tres, si se cuenta al poblador que, desde el bar, vive peleándose con su vecino.  Asunción Balaguer  y Mariví Bilbao (Felisa y Leoni) - hermanas de carácter opuesto en la ficción - abruman al espectador con su griterío y sus morisquetas teatrales, que el director no ha querido o no ha podido encausar.

A pesar de esto - recalco - es buena esta película.

“Nunca vi un filme con tantos abrazos” dijo Raúl Valls a la salida de la función privada y es cierto, pero en sentido positivo. Después de todo, el tercer largometraje de Enrique Gabriel nos muestra el regreso de un hombre a su pueblo natal - Higueras, en España - tras un largo y voluntario exilio.

En cuanto al ritmo lento que por momentos Gabriel le imprime a la acción, tampoco es negativo porque no todas las películas deben correr al ritmo de un video clip y esta es una pel{icula de sentimientos, no de acción.

De acuerdo con el guión Manuel Perea (Federico Luppi) vuelve a los pagos de la infancia en un momento por demás aciago. El pueblo está a punto de ser anegado, borrado del mapa en buen romance, por la construcción de un embalse. Todos sus habitantes deben dejar definitivamente HIgueras.

El tiempo es cruel, mejor dicho, el tiempo no pasa en vano, todo cambia, para mal, para bien o porque cambia. Nada de lo que Manuel imaginó encontrar está como el pensaba, la alegoría es elocuente, si se tardaba un poco más ni siquiera encontraba el pueblo. Manuel es bien recibido pero son otros los que el dejó hace tantos años.

La modernidad ha mutado las conversaciones de los vecinos sobre las cosechas, el ganado y el clima en charlas sobre indemnizaciones, mudanzas y nuevas ciudades.

Entre la utopía y la ingenuidad Manuel también piensa reencontrarse con Virginia (Mercedes Sampietro), su amor de juventud, pero - ya lo dijimos - sólo se cruza una vez por el mismo hilo de agua. Esta es la dura enseñanza que Manuel recibirá de la vida.

Gustavo Camps

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.