Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

LA HUMANIDAD


La humanidad ,Emmanuel Schotté
L’ humanite
1999
Color, 148 ´
Francia
Dirección y guión: Bruno Dumont
Montaje: Guy Lecorne
Música: Richard Cuvillier
Fotografía: Yves Cape
Vestuario: Natalie Raoul
Escenografía: Marc-Philippe Guerig
Sonido: Pierre Mertens

Elenco: Emmanuel Schotté, Séverine Caneele, Philippe Tullier, Chrislain Chesquiere, Ginette Allegre


Lo interesante de este filme radica en que provoca al espectador, alejándolo de los lugares conocidos de la narración clásica. También resulta llamativo el armado de los escenarios con una precisión que asemeja la organización de una pintura.

Muy fácil para Dumont hubiera sido armar un típico  thriller en el cual un policía  busca al asesino violador de una jovencita. Pero el director apuesta al cine moderno antes que al clásico, al cine que prefiere la descripción de una manera de ser a la acción, es decir, al cine que nos pone frente a un personaje antes que a una historia.

Para los argentinos el filme tiene un valor agregado que consiste en mostrarnos un modelo de policía desconocido para nosotros. Pharaon De Winter – rigurosamente protagonizado por Emmanuel Schotté, un actor no profesional -  tiene poco (y nada) que ver con el típico represor vernáculo que nosotros conocemos (un ejercicio interesante es compararlo con el agente que Cacho Castaña personifica en la película argentina Felicidades, estrenada recientemente). De Winter es un hombre emotivo al que el contacto diario con la violencia lo lleva a reflexionar y comprender que el mal no es una cuestión individual; y que es capaz de emocionarse frente a un pintura que le recuerda su infancia.

Bruno Dumont apunta a despegar el paso del tiempo de una acción determinada, trascendente. Hay escenas que sólo tienen el objetivo de registrar el paso del tiempo sin “contar” algo (cuando se levanta antes de ir a trabajar y se prepara el desayuno, por ejemplo).

Comparado con Misión imposible, 60 segundos o La tormenta perfecta el filme de Dumont es denso, inquietante, exasperante por la falta de acción. ¿Pero, sinceramente, que sentido tiene comparar la crónica de la página tres de un diario que tenemos que terminar de leer en el subte antes de llegar al trabajo, con un poema que trata de conmover nuestro interior, de impresionarnos y de tentarnos a encontrarle algún sentido a nuestra vida?

Gustavo Camps 

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.