Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

LA ESCUELA DE LA CARNE - L´école de la chair


La escuela de la carne1998, Color, 105´, Francia
Dirección: Benoit Jacquot
Nota de Benoit Jacquot
Guión: Jacques Fieschi s/ la novela de Yukio Mishima
Montaje: Luc Barnier
Sonido: Jean-Claude Laureux
Fotografía: Caroline Chanpetier
Diseño de producción: Katia Wyzskop

Vestuario: Corinne Jorry-Horlait
Elenco: Isabelle Huppert, Vincent Martínez, Vincent Lindon, Danielle Dubroux, Michelle Godet


Una  ecuación sentimental une a Dominique y Quentin, tal cual lo define brillantemente el director, en la nota que se publica aparte. En ese sentido puede decirse que la historia de Dominique y Quentin es el relato sobre un amor de fin de siglo, un amor especulativo y calculador.

La construcción al detalle (minimalista) de los protagonistas, una de las cualidades del filme de Jacquot, ofrece una radiografía inconfundible acerca de los valores dominantes (constitutivos) en el  hombre y la mujer de las sociedades actuales (posmodernas).

Dominique es bella y madura. Su independencia de criterio, su posición laboral y solvencia económica, su seguridad – todos elementos adicionados  sin la sustracción de una gota de feminidad -  son  ajenos para todas las generaciones de mujeres que la precedieron.

Quentin es joven y apuesto. Su falta de horizontes (“no quiero planes ni programas” dice en una escena), su culto por el cuerpo, su hedonismo, su ambigüedad sexual, su anhelo por la institución familiar (“prefiero que cocines” dirá ante una invitación a cenar), su pragmatismo a ultranza; son  todos elementos que considerados fuera del universo actual indicarían – por lo menos – un carácter egoísta y contradictorio. 

Por último, el amor de Dominique y Quentin es ante todo corporal. La mirada de Dominique recorriendo el cuerpo perfecto y desnudo de Quentin en el primer encuentro amoroso vale más que mil palabras para explicar esta unión. 

Benoit Jacquot cuenta esta historia desde la perspectiva de Dominique. Pone la cámara muy cerca de los protagonistas, no para crear climas agobiantes ni emociones superfluas,  sino para dar cuenta, acabadamente, de las armas que estos invierten en la seducción y en la manera de exponer sus sentimientos encontrados y afines.

La historia de Dominque y Quentin es la historia de una pasión de nuestros días, por eso el director prescinde del romanticismo.

El destino de la pareja será una consecuencia de esta forma de amor de fin de siglo. El cuerpo, como tantas otras cosas, se ha convertido en objeto de consumo y  como tal, funciona con la lógica efímera de la veleidad y la moda.

Gustavo Camps

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.