Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

KIRICOU Y LA HECHICERA - Kirocou et la sorciere


Kiricou y la hechiceraDibujos animados
1998
Color, 80´

Francia, Bélgica, Luxemburgo

Dirección,
guión y diálogos: Michel Ocelot
Montaje y postproducción: Dominique Lefever
Jefe de animación: Inga Riba
Música original: Youssou N´Dour
Puesta en colores: Les armateurs (Angulema), Odec Kid Caartoons (Bruselas)


“Yo tenía desde hace mucho el deseo de mostrar Africa, un universo poderoso que nunca había sido mostrado en un largometraje de animación. El rey León utilizó decorados africanos pero no el Africa ni los africanos”  expresó el director Michel Ocelot sobre los motivos que lo llevaron a filmar Kiricou y la hechicera.

Lo dice con razón. Sus personajes son efectivamente africanos, lo mismo que los escenarios senegaleses y los ritmos de Youssou N´Dour, un músico que a pesar de haber acompañado a Sting o Peter Gabriel, no acostumbra a salir de Dakar, la capital del estado de Africa occidental donde vive.

Medido con la bara de los animé orientales el dibujo de Ocelot puede resultar algo lento, pero los colores, el lugar, los instrumentos musicales exóticos que se escuchan y la construcción de la trama sobre la base de aventuras en un continente colorido e idílico valen la pena ser vistos para ampliar el pobre universo que ofrece actualmente la televisión.

Comparadas con las proezas de los superhéroes de Dragon Ball o los entrenadores de Pokemon las hazañas de Kiricou son algo naife pero allí justamente reside la originalidad de este personaje. “Kiricou no es grande, pero es valiente. Kiricou es pequeño pero puede mucho”, como dice su canción.

 El diminuto personaje de Ocelot debe usar su inteligencia, es tan pequeño que su fuerza no cuenta. No tiene poderes ni armas, en rigor ni ropa, va desnudo como todos los chicos de su edad en las tribus africanas tradicionales.

Entre los enemigos del pequeño están la hechicera Karaba, esbelta y llena de joyas,  y los fetiches, especie de autómatas inspirados en estatuillas de arte negro africano. Pero Karaba no es mala por naturaleza. Puede cambiar. Esto también es una vuelta interesante de la trama.

A diferencia de los animé – que destacan valores como la competencia, el poder y la fuerza -   en el mundo de Kiricou tienen valor el trabajo grupal, la armonía de los cuerpos, la astucia, el perdón y el amor maternal o de pareja.

En síntesis, Kirocou es pequeño, pero las cualidades para verlo son muchas más que las que pueden justificar ver personajes más poderosos.

Gustavo Camps 

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.