Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

JULIEN EL TONTO - Julien donkey-boy


Julien el tontoBA II Festival Internacional de Cine Independiente
Competencia largometrajes

1999,
Color, 94´
Estados Unidos
Dirección: Harmony Korine

Guión: Harmoni Korine
Montaje: Valdis Oskarsdottir

Fotografía: Anthony Dod Mantle

Sonido: Brian Miksis
Elenco: Ewen Bremmer, Chloe Sevigny, Werner Herzog, Evan Neuman, Joice Korine, Chrissy Kobylak, Alvin Law


Julien es un débil mental que vive en el seno de una familia salida de la gran pesadilla americana: un padre alemán que victimiza a sus hijos mediante humillaciones dignas de un campo de concentración, un hermano resentido y sometido a los designios de su amo, una madre muerta carcomida por el cáncer que sin embargo está presente en las añoranzas de su marido y la voz de su hija, una hermana incestuosamente embarazada y una abuelita amante de los perros.

Y todavía faltan la perversión, el travestismo, la xenofobia, el baterista sin brazos y el grupo de discapacitados  motrices y visuales que cantan rap.

Harmony Korine, que se había consagrado como guionista de la excelente Kids  para luego obtener muy buena repercusión con su debut como director en Gummo, entrega esta vez otra de sus características obras revulsivas y allí radica el principal problema de este filme: cuando la transgresión pasa a ser norma deja de existir como tal y es en este sentido que Julien el tonto, lejos de sorprender se torna obvia y repetitiva hasta el hartazgo.

Este filme, que venía precedido de un rumor vanguardista, no hace más que confirmar  que algunos relojes atrasan veinte años y que cierto cine experimental  huele a tomadura de pelo.

Sí merece una mención especial el tratamiento de la imagen -quizás  lo único realmente innovador de la película- por su audacia y variedad de recursos.

En cuanto al rubro  interpretativo he aquí un consejo para las futuras generaciones de actores, si quieren ganar premios sigan la vieja máxima hollywoodense: siempre rinden más los papeles de esquizofrénicos, tullidos, moribundos y /o idiotas, consigan uno y no paren hasta el Oscar (o en su defecto hasta el Festival de cine Independiente de Buenos Aires, depende del circuito en el que se muevan...).

"Julien el tonto" no es una gran obra. Quizás su único solitario mérito radique en  no generar indiferencia, y de vez en cuando es bienvenido un poco de hormigueo entre tanta butaca dormida. No es suficiente, pero por algo se empieza.

Marcela Barriopedro

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.