Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

HURACAN


Huracan - HurricaneHurricane
1999, Color, 144´
EEUU
Dirección: Norman Jewison
Guión: Armyan Bernstein, Dan Gordon

Montaje: Stephen Rivkin
Música: Christopher Young

Fotografía: Roger Deakins

Elenco: Denzel Washington, Vicellous Reon Shannon, Deborah Kara Unger, Live Schreiber, John Hannah, Dan Hedaya, Rod Steiger


El boxeador Rubin “Huracán” Carter estuvo veinte años en la cárcel por un crimen que no cometió. Deportista de color, nada dócil, ingresó a prisión a mediados de los sesenta. Primero intentó mostrar su inocencia pero después bajó la guardia y optó por construirse una caparazón que lo apartó de las miserias carcelarias pero también del contacto con el mundo exterior. Bob Dylan (expone el caso en una canción) y Muhammad Ali - Cassius Clay, entre otros,  pidieron durante mucho tiempo por él, sin éxito. 

En los ochenta un adolescente canadiense, también afroamericano, se encontró con el libro The Sixteenth round, una biografía que el boxeador había escrito sobre su tragedia; a partir de allí se conectó con Huracán e inició nuevamente la lucha para  sacarlo de prisión, pero con la ayuda de unos benefactores canadienses.

El desarrollo de Jewison - un experimentado director ducho en estas puestas - es demasiado previsible, es decir, presenta la  estructura típica de los docudramas testimoniales sobre un acto de injusticia.

Primero la presentación de la víctima, luego el hecho en cuestión, después la aparición del malo encarnación de la injusticia (exageradamente malo Dan Hedaya), luego el juicio, la llegada a la cárcel, el quiebre de la víctima, en el medio información documental, y para finalizar la fuerza que renace y el triunfo de los buenos (Rod Steiger, como el juez justo, se está convirtiendo en un clásico).

Lo que si llama la atención es la aparición  angelical, flu, como de caídos del cielo, del grupo canadiense de activistas. No se sabe sin son de alguna organización contra las injusticias o justicieros individuales o practicantes de alguna religión (esta última es broma).

Lo que cae de maduro es la  construcción de escenas para el lucimiento de Denzel Washington más allá de sus reales condiciones. Nos referimos, por ejemplo, a esa en la que Huracán es visitado en la prisión por el joven Lesra (V. Reon Shannon).  Nos muestra al boxeador en un vértice del salón, en semipenumbra, plano medio de él sentado con los brazos sobre un mesa mirando firme adelante como un dios que espera ser venerado.

“¡Vean señores de la Academia, a este Actor hay que premiarlo!” parece exclamar Jewison.

Sin embargo, las escenas en el cuadrilátero peleando, o ya preso, quebrado después de un terrible castigo en una celda para rebeldes, nos indican que Washington no necesitaba lo anterior.

Con buena voluntad la película se sostiene durante las dos horas largas de su duración pero el desarrollo cantado, sin duda, atenta contra el filme.

Gustavo Camps

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.