Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

007: EL MUNDO NO BASTA


Pierce Brosnan y Sophie Marceau
1999   Color   EEUU
Dirección: Michael Apted 
Guión: Neil Purvis, Robert Wade, Dana Stevens y Bruce Feirstein
Montaje:  Jim Clark
Música: David Arnold
Fotografía: Adrian Biddle
Diseño de producción: Peter Lamont
Vestuario: Lindy Hemming
Supervisor de efectos especiales: Chris Corbould
Elenco: Pierce Brosnan, Sophie Marceau, Robert Carlyle, Denise Richard, Desmond Llewelyn, John Cleese...


Mucho tiempo ha pasado desde la aparición del fundante Agente 007 contra el satánico Dr. No (1962),  encarnado por Sean Connery bajo la dirección de Terence Young.

De aquel refinado caballero inglés - Bond, James Bond, espía con licencia para matar - salido de una novela de Ian Fleming podría decirse, sin exagerar, que sólo quedan el nombre y algunos escenarios.

Lejos de la distinción de clase, el Bond de 007: El mundo no basta, en los zapatos de Pierce Brosnan, es un ejecutivo exitoso, un nuevo rico que goza con los beneficios de su puesto. ¿De qué estamos hablando? De esa escena en la que el espía Brosnan - por ejemplo - entra al casino de su viejo enemigo ruso Valentin (Robbie Coltrane). Para llegar a él deberá pelear a la vista del público contra sus matones. Al Bond de Connery le hubiera bastado con una mirada y su presentación: mi nombre es Bond, James Bond.

En rigor, 007:El mundo no basta, es una película de aventuras que entretiene - comienza con una típica escena de persecución en skyboard y mantiene la acción hasta el final - pero los seguidores de James Bond, esos que han envejecido con él, esta vez más que nunca extrañarán al personaje y su mundo.

Tomemos un punto paradigmático: las mujeres.

Las chicas Bond eran anzuelos de los enemigos de Bond. Estaban con ellos por su poder pero siempre terminaban seducidas por la virilidad, la apostura del espía. La seducción de Bond era literalmente mortífera, pero la muerte era para ellas liberadora, morían por Bond, heroicamente si se quiere.

En 007: El mundo no basta Electra King (Sophie Marceau) está enamorada de su antiguo raptor (síndrome de Estocolmo, que le dicen) el villano Renard (Robert Carlyle),  y por amor a él va a la cama con Bond. Igualmente muere, pero muere por Renard no por Bond. 

El papel  de Christmas Jones (Denise Richards) - una experta en armas nucleares que se acopla a la acción hacia el final - es innecesario y tiene que aparecer - justamente - por las deficiencias en la construcción del personaje de Marceau.

Renard mantiene la excentricidad y la locura característica de otros enemigos (recordar Goldfinger, Escaramanga...); en este caso se trata de un terrorista con una bala alojada en el cerebro que lo hace insensible a todo tipo de dolor. 

Las locaciones son exóticas (Turquia, Azerbaijan, Escocia) pero faltan más de esas armas tan sofisticadas creadas por Q (Desmond Llewelyn) aunque el actor, con sus 84 años y 17 filmes de la saga, mantuvo su papel.

En síntesis, el 007: El mundo no basta, se apoya en la fama de la serie. Como una película de acción resulta llevadera pero Bond, James Bond, es otro agente de su Majestad, que con los años ya se ha retirado.

Ursula Andress
Ursula Andress, la primera chica Bond con su bikini blanco

Gustavo Camps

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.