Homepage?  

  Posicionamiento en buscadores - Canal empresa - Comunicados de prensaCanal comercial

Canal OK - El portal de Ocio Ocio, Cine, Musica, Cultura

Blog de Marketing online y Posicionamiento web     Microblog de Marketing online     

WEBS RECOMENDADAS:

 

Aberguemax est le spécialiste de voyages educatifs Santander .

-------------------------------
Elisava- escuela ingenieria tecnica industrial en Barcelona.

-------------------------------

 

 
Home Cine Reportajes Cines
Películas Festivales Oscars

76 89 03


76 89 03BA II Festival Internacional de Cine Independiente
Competencia largometrajes

1999, Blanco y negro, 85’
Argentina
Dirección: Cristian Bernard, Flavio Nardini
Guión: Cristian Bernard, Flavio Nardini
Montaje: Eliane Katz

Vestuario: Giselle Peisojovich

Música: Sergio Figueroa
Fotografía: Daniel Sotelo
Sonido: Sergio Iglesias
Elenco: Sergio Baldini, Gerardo Chendo, Diego Mackenzie, Claudio Rissi, Sol Alac


La puesta de este par de cineastas argentinos que se iniciaron en el campo de la publicidad  retrata de manera descarnada el estereotipo del chanta argentino, en rigor, el típico porteño vivo que está de vuelta e, invariablemente, vive dispuesto a conseguir ventajas por izquierda.

A pesar de lo que se crea, el 76 89 03 del título no hace referencia a un salvador número de teléfono o de billete de lotería, sino a los años 1976, 1989 y 2003.

En esos años, tres típicos argentinos,  de chicos cada cual por su lado y  de grandes como amigos, se desvivirán por cumplir dos preciadas metas del macho argentino:  realizar sus fantasías sexuales con la modelo del momento (Wanda Manera, en este caso) y hacer plata rápidamente y sin trabajar.

Aunque se exageran hasta la teatralidad las características de los personajes, este retrato y el trabajo sobre el mito de la modelo top que vende sus favores sexuales,  es  lo más rescatable de este filme en tono de comedia que abusa del registro oral y de escenarios teatrales demasiado prefabricados.

Por otro lado, es ambigua la construcción de ciertas alegorías sobre los años en los que transcurre la puesta, lo que  presupone pocas ganas de asumir riesgos. Se nota que ambos directores vienen de la publicidad y saben como vender sin espantar al cliente, o al espectador en este caso. Nos referimos al motivo del automóvil Torino de cuyo origen no se puede hablar en el 1976 (¿refiere a las desapariciones durante la última dictadura militar?), o la escena del robo de dólares en plaza Francia en 1989 (¿remite la feroz especulación en la época de la hiperinflación?), o las patillas a lo Carlos Menem (ex presidente justicialista) que uno de los personajes lleva en el 2003 (¿recuerdan el enfermizo apego al poder que demuestra día a día tener este político?).

Más allá de las objeciones hay que reconocer que la narrativa del filme es original en el contexto actual del cine argentino, a pesar de que la puesta no logra la emotividad y la síntesis de películas como Mundo Grúa, de Pablo Trapero, o Garage Olimpo, de Marco Bechis.

Gustavo Camps

 

 
 

Canal OK
"En línea con el ocio"
© Copyright 1994-2013. Todos los derechos reservados.